Primeros pasos para una vida con sentido - Economía De Vida
Primeros pasos para una vida con sentido - Economía De Vida
5599
post-template-default,single,single-post,postid-5599,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,qode_grid_1300,columns-4,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive,elementor-default,elementor-template-full-width,elementor-kit-2978,elementor-page elementor-page-5599,elementor-page-5988

Primeros pasos para una vida con sentido

En el artículo de hoy hablamos de Los Primeros pasos para llevar una Vida con Sentido

ARTÍCULO Aún cuando gano más dinero no soy capaz de ahorrar

¡Información importante para comenzar!

Ganar más no significa ahorrar más. Lo que vas a hacer seguro es multiplicar tus hábitos. A mayor cantidad de dinero más gastos.

¿Cómo se cambia esto? Cambiando los hábitos.

Así de sencillo y así de complicado, porque los hábitos están entrelazados con los Objetivos, las Motivaciones, los Valores…

Gastar menos tampoco significa ahorrar, porque si te conectas con el no merecimiento, a pesar de ahorrar, perderás el dinero, o tendrás gastos imprevistos con los que no contabas, o simplemente tendrás el dinero ahorrado, conectado con una sensación de escasez y no merecimiento, que te impida disfrutar.

El gran cambio en tu situación de ahorro no es externo, sino interno: y es un cambio de intención.


El primer paso es tener clara la motivación/deseo y el beneficio de hacerlo.

Sencillo aparentemente pero a tener en cuenta que venimos de una profunda desconexión que nos impide saber quienes somos y lo que queremos. En la mayoría de casos, creemos saber lo que queremos, pero una vez que rascamos un poco más profundo, nos damos cuenta de que esos deseos son impuestos por el exterior: queremos lo que quieren o querían nuestros padres y a través de cumplir esos deseos buscamos limpiar la culpa, o deseamos lo que nos dice la sociedad y con esos deseos, buscamos encajar y ser aceptados o incluso seguimos buscando deseos que pertenecían a nuestro personaje pero ya no es lo que queremos ahora (nos hemos aferrado tanto a ellos que ahora nos cuesta soltarlos)
Entonces el primer paso es hacernos preguntas cada vez más profundas para sacar de verdad lo que queremos. Una vez conectamos con esta verdad, se desvela la verdad de nuestras motivaciones y deseos.

El segundo paso es comenzar a ser realistas con nuestra situación actual

Podemos partir de no ser capaces de mirar las cuentas por el pánico a afrontar una realidad que no queremos, hasta de llevar una cierta contabilidad pero no conocer en detalle nuestra situación, lo que nos lleva a dar palos de ciego pensando lo que creemos lo mejor.

Hay que sacar la máscara y comenzar a aterrizar todos nuestros números, dejando a poder ser la culpa y la crítica de lado, entendiendo que esto es un punto de partida, e incluso si lo hemos intentado antes y no ha funcionando, antes no es ahora, ni nosotros somos esas personas del pasado.

Al aterrizar estos números, decimos un si a la vida y al compromiso. Es el primer paso de conciencia y el primer movimiento para que las cosas cambien.

Es hora de ser conscientes de nuestros Ingresos, Gastos, Deudas, dinero en cuentas e incluso Ahorros. Al hacer este ejercicio de honestidad, comienza la verdadera transformación.
Llegado a este punto, es importante que utilicemos un sistema de gestión que sea amigable, sencillo y práctico con nosotros, sino será el primer inconveniente para dejarlo. A nivel social, ya tenemos una gran resistencia para gestionar nuestra economía y las hojas Excel, nos suenan a algo tedioso, complicado y que requieren un gran conocimiento, por lo que es importante comenzar con algo que nos guste y nos motive.
Al saber la situación inicial, tenemos una primera visión del punto en el que estamos: si llegamos a final de mes, sino y en caso de que no, el nivel de deuda. Esto nos ayudará a trazar el plan y decidir la capacidad de ahorro o de pago de deuda.

Ya podemos establecer un presupuesto que nos ayude a definir un plan.

El tercer paso es tener un sistema de organización claro para poder saber que hacer con el dinero tanto cuando entra como cuando salga. Es importante que tengamos el foco en esto, porque por defecto tenemos unos hábitos que nos han llevado al lugar en donde estamos, así que para cambiarlo necesitamos algo diferente.
De todo lo que entra, tenemos que separar una parte para ahorro y otra para gastos y es importante


¿Vives una vida sin sentido? ¿No sabes ni por donde comenzar a cambiar? ¿Crees que sólo te pasa a ti?

Aunque no lo creas, es algo muy común por lo que yo también pasé en el año 2007.

Recién llegado a casa de mis padres después de estudiar 7 años fuera, sin trabajo, sin dinero y ya con 3 años de relación con Eva, no sabía ni por donde comenzar a montar la vida deseaba (entre otras cosas porque no me conocía).

Tenía 2 Ingenierías en el bolsillo pero no me sentía capacitado ni seguro de mi mismo para salir al mundo laboral.

Tras trabajos esporádicos como ponente en cursos y formaciones del sector forestal, nos pusimos a preparar varias oposiciones. La finalidad era asegurarnos un sueldo y un buen horario, aún trabajando en algo que no nos gustaba, mientras seguíamos estirando el tiempo y escondiendo nuestros miedos tras más formaciones.

Ya con 27 años, era frustrante sentir que lo habías dado todo por sacar adelante tus estudios (lo que se suponía que tenías que hacer) y sin embargo tener la sensación de no haber hecho nada.

En el año 2009, Eva aprobó la oposición a la Xunta de Galicia, después de pasarse 9 meses “viviendo en la biblioteca” y a mí se me habían acabado las excusas, mientras mis miedos aumentaban y llegó la gran pregunta, ¿qué hago con mi vida?.

Cada vez la angustia era mayor y peor aún, con la sensación de no saber por donde empezar para encauzar aquello.

Sintiendo que tenía que hacer algo y saliendo mucho de mi zona de confort, comencé a ofrecerme como ponente de más charlas en varios centros de formación y poco a poco las cosas se fueron moviendo.

Por un lado me sumergía más y más en el mundo forestal, y por otro, se desplegaba mi conexión con el mundo del dinero, una atracción que me venía de pequeño, aunque se había enquistado en mi interior a través de muchas creencias limitantes, una mentalidad de escasez y sobre todo mucho sufrimiento.

Al leer todo esto, es posible que te sientas identificad@ con alguna de las cosas que he contado, que estés viviendo una vida que no deseas, que sientas que tu vida corre y corre sin sentido, que no tengas clara la dirección o que no creas que haya posibilidades de cambiar tu vida, pero si a pesar de eso, pones tu intención en cambiar, en pedir ayuda (a la vida, a tus ancestros o a quien tú quieras), siempre, siempre aparece una respuesta y aparece la claridad.

Yo la encontré aún cuando mi mente se aferraba a dedicarme al mundo forestal, porque había estudiado y quería aprovechar aquellos años, y aunque no es fácil soltar 7 años y 2 carreras, a pesar de mi mente limitante, a pesar de no creer suficiente en mi, aún con dudas, si continúas caminando, aparecen las oportunidades.

Siempre aparece alguien que cree más en ti que tú mism@, siempre aparece el sentido que lo cambia todo.

Tal vez la diferencia entre tú y yo no sea tan grande, simplemente me he permitido transitar y transformar algunas cosas que me parecían imposibles.

Lo que no deseas que tienes ahora en tu vida, te da información clara de lo que si deseas, aunque no sepas el camino.

Ahora ya puedo decir con total seguridad, que es posible vivir con ilusión, disfrutando y con sentido. Y sé que tú también puedes, si así lo deseas.

Si quieres formar parte de esta aventura, estaremos encantados de acompañarte en el camino.

Te invitamos a una Sesión de Exploración para conocer tu caso, darte los primeros pasos para tener más claridad en tu vida y Explicarte como te podemos acompañar en una Verdadera Transformación. Contáctanos AQUÍ MISMO

Un abrazo,

David

Más video-artículos